Luces Traseras para Bicicleta, ¿La parte menos importante de la Bici?

Para responder esta pregunta se hace necesario ahondar en todo lo que tiene relación con el mundo de las bicicletas. En este caso, las luces traseras son instrumentos que te permitirán tener una mayor estabilidad y seguridad al momento de conducir. De esta manera, podrás evitar accidentes en sitios rurales y urbanos.

La luz para bicicleta trasera es ideal para tus traslados de noche, madrugada o con escasa luminosidad natural. Además, son de una gran utilidad en días con clima adverso. Jornadas lluviosas, nubladas o con escasa visibilidad en la calle o carretera. Algo para lo cual una luz para bici potente es ideal.

Hace un tiempo era común entre los ciclistas el uso de reflectantes o reflectores, pero este artilugio no permitía ver a los conductores a una distancia superior a los ocho metros. Por esta razón en la actualidad comenzaron a ser utilizadas las luces para bicicleta LED. Las cuales se caracterizan por emitir una luz potente, la cual puede ser distinguida a 100-120 metros de distancia, inclusive más.

La luz trasera de una bici generalmente emite un color rojo fijo, pero también puede ser intermitente e ir en diferentes velocidades. Algo que puede ser muy importante para tu seguridad y la de los conductores de los vehículos que vayan detrás de ti en la carretera o en la calle. Así el ciclista podrá ser identificado de mejor manera por la comunidad.

¿Qué función cumplen las luces traseras en tu bicicleta?

A grandes rasgos, las luces traseras en tu bicicleta cumplen la función de brindarte mayor seguridad al momento de desplazarte. Además, sirven para que el resto de las personas que transiten cerca de ti puedan visualizarte y no atropellarte. De esta manera, estarás brindando un importante apoyo a tus pares al hacerte responsable adquiriendo este accesorio importante para tus viajes.

La luz de bicicleta trasera puede ser cargada mediante USB o pilas. Lo cual también deriva en que puedan durar una mayor o menor cantidad de tiempo. Este producto se utiliza en la barra que conecta al sillín para que así sea más visible a las personas que te van mirando en la zona rural o urbana. Lo ideal es que llegue a 60 metros de distancia ajustándose según la marca y calidad del utensilio en cuestión.

Estas luces traseras cuentan con botones para prenderlas y apagarlas según sea necesario en el viaje o jornada de entrenamiento deportivo que estés realizando. De igual forma existe una luz de bicicleta potente que ayuda a ser más visible o también selectores de intermitencia que emiten distintas frecuencias mientras te trasladas a distintas horas del día.

Dentro del mercado existen variados tipos de luces traseras para tu bici. Estas van variando en formas y diseño, pero generalmente son agrupadas en variados tipos de clasificaciones. En primera instancia tenemos la luz trasera para ciudades, en donde estas son ocupadas para recorridos -generalmente- de noche. Aunque también pueden ser ocupadas con luz solar o sea de día.

¿Existen luces traseras de uso exclusivo?

luces traseras para bicicleta

Esta pregunta suele escucharse mucho entre los ciclistas que están comenzando a moverse en su bici. La respuesta es afirmativa, ya que existen venta de luces para bicicletas especializadas en rutas o carreteras. Estas se caracterizan en tener una luminosidad acorde a espacios rurales, montañas, sitios con poca iluminación, inclusive nula. Aquí también entran en el listado los lugares urbanos con baja visión, luz proporcionada por los postes, etc.

Las luces para bici traseras orientadas para carretera suelen proporcionarle al ciclista una gran seguridad. La cual también beneficia a los choferes de los vehículos que transitan cuando cae la noche. Estas también vienen acompañadas con intermitentes que más se acomoden al gusto del usuario. Y puedan brindar una sensación de un viaje seguro y bienestar al desplazarse.

¿Cómo mantengo mis luces traseras para la bicicleta?

Otra pregunta elemental que suelen realizar muchos ciclistas tiene relación con la mantención de las luces traseras. Estas piden a gritos que sean tocadas cada cierto tiempo pensando en que tengan una mayor funcionabilidad y cuidado al momento de ser ocupadas. Cuando este producto haya tenido contacto con la lluvia, neblina u otros elementos de la naturaleza deberás revisarlo para que siga cumpliendo su función de gran manera y puedas estar seguro al momento de desplazarte.

Cuando tu luz trasera para bicicleta haya tenido contacto con la lluvia o te hayas desplazado en un día lluvioso, lo ideal es que la revises o la seques con un trapo o una toalla. Posterior a dicha acción puedes ver si sigue funcionando de buena manera. Este es un paso fundamental al momento de ocupar tu producto luego de haberlo disfrutado en alguna zona rural o urbana.

Por otro lado, cuando te movilices por lugares llenos de barro o con tierra es muy probable que tu luz trasera sea afectada por dicho camino. Es aquí cuando debes revisar la suciedad que atacó al producto. Posterior a aquello podrás limpiarla y ver si sigue funcionando de buena manera. Es por esto por lo que al momento de comprar tu luz para bici debes ver las diferentes opciones que el mercado te brinda y poder adquirir un producto que cumpla con todas tus necesidades y requerimientos.

Cualquiera sea el lugar por donde hayas transitado, no puedes olvidar otro punto fundamental. Al momento de finalizar tu viaje, traslado o jornada de deporte deberás limpiar la entrada USB por donde generalmente se cargan las luces traseras para bicicleta modernas. Así no podrá almacenar suciedad y seguirá trabajando de buena manera. Proporcionándote seguridad en las diferentes zonas por donde te traslades.

¿Qué puntos debo tomar en cuenta al comprar luces traseras para bicicleta?

Esta interrogante es muy importante al momento de ver las distintas opciones que te da el mercado de acuerdo con el dinero que tengas. Ya que la luz trasera para tu bici te acompañará y brindará seguridad al momento de desplazarte. De igual manera, te permitirá ser responsable con el resto de las personas que te rodean en las zonas rurales y urbanas.

Dentro de los puntos para tener en cuenta debes considerar la intensidad luminosa, el flujo luminoso, el tipo de montura, la visibilidad lateral, el ajuste de ángulo y haz de luz. Además, no debes olvidar que cuenten con un buen interruptor, un buen tipo de selector, ver el tiempo de operatividad y la capacidad de la batería. Elementos que marcarán la diferencia al momento de hacer deporte, viajar por la carretera o movilizarte por algún sector rural.

¿Alguna recomendación para comprar?

Aquí te ofrecemos algunas de las opciones que nos parecen correctas en relación calidad/precio.